Esta semana queremos enseñaros más  a fondo todas las variedades de aceituna que tenemos en la Comunidad Valenciana.

La comunidad Valenciana es el territorio cuya mayor diversidad varietal tiene de toda España, y quizás de todo el mundo.

La selección varietal debió hacerse de entre aquellos individuos silvestres que destacaban por su productividad, tamaño del fruto, oleosidad y adaptación al medio.

Cada comarca cultiva su propia variedad, sienda esa zona el origen de la misma.

De las 23 variedades principales cultivadas en España, 6 son valencianas. Y de todas ellas, en Belluga Gourmet cultivamos la Serrana de Espadan, Morruda y Borriolenca.

Pero seguro que os preguntais cuáles son los factores que determinan la variedad de aceituna.

Algunos de los más importantes son:

• Vigor y porte del árbol.
• Adaptación al suelo y clima.
• Tolerancia y/o resistencia a plagas y enfermedades.
• Tamaño del fruto.
• Producción.
• Época de maduración.
• Adaptación a recolección mecanizada.
• Rendimiento graso y calidad del aceite.

Encontrar una variedad que reúna todas las características deseables es materialmente imposible, sin embargo si que podemos optar por aquella que mejor se adapte a nuestras condiciones particulares.

Pero hoy queremos hacer especial hincapié en una de nuestras variedades principales: Serrana de Espadán.

Originaria de la sierra que le da nombre, al sur de Castellón, se cultiva en las comarcas castellonenses del Alto Palancia y Alto Mijares, en donde el cultivo es prácticamente monovarietal, con algunas plantaciones en la Plana; en la provincia de Valencia aparece en Los Serranos, Camp del Turia y Camp de Morvedre. Su superficie de cultivo es de aproximadamente 12.080 Has.

Serrana de Espadán

Serrana de Espadán

Se la conoce también con el nombre de ‘Sevillenca’ en la provincia de Tarragona y en algunos puntos del norte de Castellón. Aparece con las sinonimias de ‘Serrana’, ‘Artanenca’ y ‘Grossal’ al sur de Castellón; también se le dan los sinónimos erróneos de ‘Farga’ y ‘Farguera’ en el Alto Palancia y Los Serranos.

Árbol vigoroso, de porte erguido, poco exigente en poda, con un característico tronco retorcido sobre su eje central en los árboles viejos; hojas elíptico-lanceoladas de tamaño medio; fruto mediano (3-4grs.), de color negro, de ápice apuntado y base redondeada, de sección transversal elíptica; hueso elíptico, apuntado por el ápice y por la base , con mucrón, de sección transversal máxima elíptica y ligeramente rugoso.

Se trata de una variedad algo vecera de producción media-baja, que se puede en parte corregir con podas adecuadas, resistente a las heladas y sequía, de maduración media, aunque se recolecta
tempranamente para mejorar la calidad del aceite. Fuerte resistencia del fruto al desprendimiento lo que dificulta la recolección mecanizada.

Se la considera sensible a mosca (Bactrocera oleae Gmel.), caparreta (Saissetia olea Bern.) y repilo (Spilocaea oleagina).

Es una variedad de doble aptitud, tanto para almazara como para aderezo en negro, siendo bastante apreciada en su zona como aceituna de mesa. Produce un aceite de excelente calidad, de estabilidad media, y de una alta cotización en el mercado. El rendimiento graso es elevado, oscilando del 21- 24% sobre materia natural y alrededor del 45% sobre materia seca.Se incrementa la superficie de cultivo en las comarcas donde predomina.

Esperamos que os haya servido para conocer más a fondo el origen de nuestro aceite Belluga y la variedad Serrana de Espadán.